viernes, 22 de febrero de 2013

El bullying creativo

 
Si quieres encontrar personas realmente creativas, sal de las agencias y entra a un kindergarten. Es un hecho, nacemos con gran capacidad creativa que la perdemos conforme crecemos y nos educamos
 
Nos adaptamos a un mundo con reglas y convencionalismos. A un día a día que transcurre sin emociones y donde sólo nos enfocamos a esquemas ya preestablecidos.

Pero ¿qué es el Bullying Creativo? Aunque surge desde la escuela, con mayor intensidad en los grados de primaria y secundaria al no “encajar” en el esquema de las tribus en las que nos desenvolvemos, lo preocupante es que no queda ahí, sino que se mantiene en nuestra vida profesional.
 
Estoy completamente seguro que lo has observado y escuchado en alguna junta de trabajo, cuando alguien lanza bruscamente alguna idea fuera de lo común y los que están a su lado hacen cara de reprobación o mencionan: “bueno, ya en serio…”. Cuando se piensa que las juntas creativas o lluvias de ideas ocurren sólo en las agencias y no en la empresa. Cuando afirmamos: “es una buena idea, pero… está muy descabellada” y… ¡Matamos la idea sin piedad!
Así, quien emite la idea está siendo víctima del bullying y no volverá a decir alguna otra “idiotez”, aunque ésta pueda ser la semilla de una idea o acción brillante.
 
Es por ello que la regla número uno de cualquier lluvia de ideas es decir todo lo que venga a la mente, por más descabellado y estúpido que sea. No es que vayamos a considerar ideas “disque estúpidas”, sino que muchas veces de ahí nacen las grandes ideas. Think different diría Apple
Debido al bullying creativo, nace la participación mediocre. Aquellos que van a juntas de lluvias de ideas y no opinan nada porque el jefe puede rechazar su comentario, considerarlo fuera de lugar o una estupidez y lo ataquen. No los culpo, desde el colegio fueron programados para llevar ese comportamiento y es reforzado en cada junta de trabajo.
 
 
informabtl.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada